23
May
2009

"Ni rico, ni pobre, ni familiar o amigo; simplemente guatemalteco de corazón"

"Estoy tan enojada. Sólo quisiera gritar; gritar y llorar, y llorar tanto que mis lágrimas se unieran en una inmensa y poderosa ola, y que esa ola se uniera a las olas de llanto del resto de los guatemaltecos honestos, que como yo merecen un mejor país; y que el furioso océano de nuestra tristeza y desesperación ahogue a todos nuestros abusadores, opresores y verdugos. Eso quisiera." -RWT

Estoy fuera de Guate- pero no he dejado de sufrir por la depravación de dignidad y la carencia de seguridad que se (sobre)vive en Guatemala. Es triste, muy triste, que un país tan lindo, lleno de gente tan buena, sufra tanto; pero no es coincidencia. El dicho que dice "cada pueblo tiene el líder que merece" no es justo a nuestra compleja realidad, pero algo de razón guarda: somos cobardes. Ya sea por costumbre o indiferencia, por "hueva" o por miedo, todos y todas nos hemos convertido en un pueblo de cobardes, en el que los pocos que se arriesgan y luchan son aún más vulnerables debido a la pasividad del resto, y en el que ser completamente ignorante (por decisión propia) e indiferente a las cosas se pasan y a la manera en la que pasan es lo considerado "normal". Es más probable que un partido de fut en el que seguramente perdemos (porque todos sabemos que jugamos como nunca, pero perdemos como siempre) despierte más ardor patriótico que la corrupción impune y la injusticia descarada con la que los gobiernos -en general- manejan nuestro país y moldean nuestras vidas.

Siempre me he preguntado porqué somos así, los guatemaltecos. Supongo que es, más que todo, costumbre. Después de todo, cuándo hemos saboreado verdaderamente "democracia"? Nunca; nunca, claro, un país de ignorantes está negado a dicho gozo. La democracia se gana, se trabaja, se construye, se suda. La democracia no se decide. No funciona así...

Desde la época de nuestra independencia hemos sido ovejas. Un rebaño que ya sea por temor (que sería lo más digno), o por "hueva" o costumbre o indiferencia, sigue a los pocos que se atreven a intentar dirigir la masa caótica que somos, trabajo que aunque reboza de ventajas y privilegios, demanda incontables sacrificios y se paga caro (tarde o temprano).

Lamentablemente muchos de los que toman cargo de nuestro destino, los que deciden dirigir a nuestro pueblo de ciegos-sordos-y-mudos (voluntarios) no lo hacen por mucho más que interés propio. Y nosotros les seguimos, desconfiada pero resignadamente, porque de alguna manera, asumimos que es más fácil aguantar aquello que ya aceptamos como "normal" que enfrentar la realidad de una forma "pelada" que aunque sin duda alguna implicaría aguantar más de un par de buenos "trancazos", al menos nos permitiría crear un futuro diferente para Guatemala.

No es secreto que nuestra historia no es un cuento de hadas. Muy al contrario, la historia de Guatemala es una historia de lucha de poder, de ambición codiciosa, élites rotantes, corrupción en todas sus formas, impunidad atroz, ignorancia demente, exclusión indiscriminada e indiferencia zombie. Nuestra independencia fue una farsa; nuestros gobiernos han sido repetidamente incapaces y deshonestos; nuestro "pueblo" es más bien una "población", que dividida por barreras culturales, étnicas, sociales y económicas, nutridas por una fuerte tradición de discriminación heredada, y reforzadas por un auto-estima nacional inexistente, desafían una identidad nacional aún por construirse. La única reseña histórica que tenemos de un movimiento auténticamente popular que reuniera a los diferentes sectores de la sociedad es la revolución del 44, que poco nos duró, pero mucho los dejó.

La manifestación de mañana, Domingo 24 de Mayo del 2009, dice mucho del pueblo (entiéndase: pueblo) de Guatemala; nos estamos despertando, pero primordialmente: nos estamos uniendo. Debemos darnos el mérito que merecemos, pues la situación en la que vivimos genera mucha desconfianza y temor; pertenecemos a una sociedad violenta y sumamente desigual; las heridas y cicatrices causadas por el Conflicto Armado Interno siguen abiertas, no han podido cerrar, pues son constantemente infectadas por la bacteria de la corrupción, el germen de la injusticia y el microbio de la impunidad. Conocemos, de nombre y apellido, a varios de los parásitos que se alimentan de nosotros, que nos matan lentamente, que nos niegan, descaradamente, la posibilidad de vivir como merecemos, como seres humanos, como guatemaltecos con derechos y con dignidad.

El asesinato del Licenciado Rodrigo Rosenberg llevó a la publicación un video en el que él mismo nos habló con (co)razón a todos los guatemaltecos. Su testimonio despierta un sentimiento denso y pesado que se traba entre el pecho y la garganta. Me parece curioso, pero acertado, que la publicación de este video, sea comparado con el escándalo de Watergate. Aunque lamentablemente se trate de un evento mucho más trágico, el video de Rosenberg logró exponer las violaciones cometidas por el gobierno, representantes indignos, aquellos a los que despreocupadamente confiamos las riendas de nuestros futuros. Y aunque no seamos una democracia auténtica, quiero imaginar que como líder, habiendo sido electo, debe de surgir algún sentido de responsabilidad y un concepto, aunque vago, de honor, con el que se deben de manejar los asuntos que conciernen a millones de personas. Ser una persona que irrespeta a otros, ser deshonesto, ser injusto, ser corrupto, es aboninable en todos; pero es imperdonable en un líder.

Espero que así como el escándalo de Watergate causó la renuncia del Presidente Nixon, este lamentable hecho produzca los cambios que necesita Guatemala, y dé el castigo justo a quienes son responsables. Pero más que eso, espero que este escándalo provoque un cambio auténtico y permanente en nuestros corazones y en nuestras mentes, y nos enseñe a ser el pueblo que corresponde a una democracia; un pueblo participativo, informado, un pueblo que audita, que demanda, que se involucra.

Quisiera poder estar presente, al lado con todos los que mañana se manifiestan. Estoy con mi país, con su pueblo, con aquellos que luchan por cambiar su destino, aún estando a un océano de distancia. Que mañana sea un día histórico en Guatemala, que sea el inicio de la transformación, que todo salga en orden y en paz.

Mi corazón forma parte del "tsunami blanco". Está justo en medio de la ola...

28
Mar
2009

La niña de Guatemala

He estado en Nueva York por poco más de un mes, y tengo que decir, esta ciudad me encanta. Lo que sí me preocupa es que si ya el tiempo es cruel y pasa demasiado rápido en todos lados, en NYC es peor. Me da miedo despertar un día y darme cuenta que el tiempo se me acaba, que como me aseguraba mi papá cuando íbamos a la barra a ver al atardecer, la vida es como un puño lleno de arena; por más que apretes, y querras mantenerla, se te escapa.

He estado ocupada, haciendo cosas que siempre quise hacer pero nunca me tomé el tiempo. Yoga, clases de escritura creativa, crecimiento espiritual y auto-didactismo en todo lo posible (ya sé que la palabra "didactismo" no existe, pero debería). En mis clases de escritura creativa recibí el consejo de llevar un diario particular para diferentes facetas de mí misma; un diario en que escriba acerca de algún hábito curioso que tenga, o mis sueños, lo que encuentro chistoso, lo que me da tristeza. En teoría es una práctica que te ayuda a conocerte mejor a ti misma, y la razón por la que esto es importante, si queres escribir bien, es que necesitas ser auténtico.

Siendo como soy, llevo ahora varios diarios, sobre mis impresiones personales acerca de:

1. Lo que me parece extraño o curioso

2. Lo que me encanta y/o amo

3. Lo que me molesta y/o odio

4. Lo que me parece chistoso

5. Un hábito curioso que tengo (que no voy a revelar) ;)

6. Sexualidad

7. Lo que me enoja y/o peleas que tengo

8. GUATEMALA

De todos estos "diarios" que estoy llevando, el que ha demostrado sacar más de mí es el octavo. Curioso que ese haya sido precisamente el número de diario que le asigné (subconscientemente) a Guatemala, mi amor/tormento, porque por lo general el número 8 es mi número favorito; la explicación más lógica e inmediata sería que, habiendo nacido un 8 de noviembre, el 8 es "mi" número. Y aunque es cierto que me siento de esa manera (como que el 8 es "mío"), esa no es la única ni la principal explicación- a mí gusta el 8 por muchas razones, siendo una preferencia pensada, racional y voluntaria. Me gusta porque es un número par, que es bueno porque es fácil de dividir en partes iguales y justas; es un número de un solo dígito, no muy bajo, tampoco muy alto, pero sí abundante de alguna manera; es el doble de 4, que siempre fue el número favorito del amor de mi vida, mi abuelito Coqui. Está compuesto, en mi mente, por la suma de dos números: el 5 y el 3, ambos números también importantes en mi vida; no sólo es redondo, es además simétrico; es bello, representado visualmente por la figura esencial, el círculo: dos círculos, unidos. Representa así la unión de dos elementos, ya completos en su individualidad, que juntos forman algo aún más especial. Esta última impresión que tengo del número 8 es trascendental, al menos para mí: representa el balance, que es mi ideal ideal de pareja, un ítem compuesto por dos sujetos independientes que se unen de manera voluntaria, unidos, pero no enredados, que mantienen límites, manifestando un inquebrantable respeto, siendo balance y brindándose mutuamente apoyo y estabilidad.

El número perfecto para un tema fundamental en mi vida: GUATEMALA. Estar fuera de Guate es para mí una condición difícil. Soy una niña de Guatemala, siempre lo he sido. Mis sueños, aspiraciones, la persona que quiero ser, todo está envuelto alrededor del concepto que tengo de la tierra en que nací, su gente, su color, su dolor, su pasión. Soy así.

La última entrada en mi "Diario no. 8: Guatemala" dice así:


"Estoy bastante preocupada. Regularmente extraño a Guate con una melancolía que es dulce; duele, pero es simultáneamente sabrosa. Pero a veces, muchas veces (cada vez más), extraño a Guate con un sentimiento oscuro, como una carga que es pesada y lastima. Sobre mi espalda la culpa de un desertor, un falso profeta, una persona abundante de palabras, pero escasa de acciones. Dentro de mi tengo un amor hinchado por mi país, un deseo permanente y latente de hacer algo, de hacer MUCHO, de cambiar las cosas. No me acuerdo cuándo empecé a sentirme así, pero ya es parte de mí. Me culpo por no estar allí, por no darme a mí misma la oportunidad para hacer algo bueno, allí, donde hay tanta necesidad, tanto sufrimiento, y tanto POTENCIAL...tantas ganas de vivir, y vivir bien, feliz, tranquilo, en paz. "Qué puedo hacer?" me pregunto siempre. "Qué he hecho?" "Qué podría estar haciendo?" "Qué haría si pudiera?"...mi respuesta: silencio, pesar, lágrimas. "NO LO SÉ..." (aún)."


Las cosas en Guatemala se están poniendo muy mal, peor, y el número 1 en mi diario de las cosas que odio sigue siendo "que mi país esté en la mierda". Ayer recibí de una amiga un email con el mensaje del "viernes de luto y oración continua":

Viernes de Luto y Oración Continua

Los últimos sucesos acaecidos en Guatemala , nos
aterrorizan, nos dan rabia, nos entristecen, nos
decepcionan, pero sobre todo nos enlutan, por eso yo lanzo
dos invitaciones a través de esta tribuna pública:

1. Vistámonos de luto todos los Viernes, basta con portar
una prenda de color negro, colocar moñas negras en nuestros
vehículos, portar un listón negro, porque estamos de luto
por Guatemala. Es cierto que los buenos somos más, que una
caricia hace menos ruido que una bala, pero es momento de
que los buenos nos unamos, estaremos de luto, por todas las
vidas perdidas y exigimos al Gobierno de Álvaro Colom que
actúe o RENUNCIE, no hay más opciones.

2. Como una campaña de verdadera solidaridad, los invito a
todos a que todos los días a las 7 de la mañana, en donde
nos encontremos: en el bus, en el carro, en el trabajo, en
la calle, en la casa, en donde sea, le dediquemos una
pequeña oración a nuestra patria, a la gente buena que
sale todos los días para ganarse la vida con dignidad y
también que pidamos por aquellos delincuentes, para que el
Señor toque sus corazones.

Es momento de actuar, ya no se vale quejarse y no hacer
nada. Hay que seguir trabajando, hay que seguir enfrentando
la vida, hay que dar todo, por nosotros, por nuestros hijos,
por nuestra Guatemala, que es nuestra... no de Colom o de
los Zetas o de los malhechores, es de nosotros... los
BUENOS, los que hacemos a esta patria grande.

VAMOS GUATEMALA , CONTIGO ESTAREMOS.


Al leer este mensaje me sentí acompañada, me sentí parte de una frustración y una rabia generalizada. Estamos en la mierda, esa es la verdad. Pero el cambio es inevitable, es parte de la vida, y gracias a Dios, es sujeto a manipulación humana. Nosotros decidimos la naturaleza del cambio, y creo que todos estamos de acuerdo en que queremos un cambio positivo. He logrado entender, tras mucha dificultad, que el cambio fundamental en todo, grande y pequeño, es el de la transformación interior, el despertar individual, que se convierte eventualmente en colectivo.

Una frase que resuena en mi mente mientras escribo esto es: "el momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer."

Mi amor para todos en Guate. Estoy pensando en ustedes+en mí=en nosotros.

9
Mar
2009

"On a freeze-dried rose"

When I first met you I was in love.

I was in love, for the first time, and so was he.

I looked at you, looking at me, and we both smiled: the beginning of us. “Us”… it feels strange to say it, even today, but oh! How many times have I embraced the idea, the dream, the wish: (us)… in my heart.

That night, as I teasingly flirted with the thought of planting a rose seed right in the middle of my –already bloomed- self, I saw you again. It was then I inevitably kept your smell, as I started to miss your taste. It was then your touch was permanently engraved in my skin. I talked, you joked, we floated.

The night was soon over, and he came around. I wasn’t expecting him, and after a night with you, things were different. My heart trembled and questions stalked my sleep.

But you started to fade, while he stayed around. He was a good man.

I endured almost as much as I enjoyed the bitter-sweetness of your thought. You would come to me at the purest of moments: when my soul rejoiced, when it ached. I would wake up next to him after spending hours with you in my dreams.

I didn’t give up on us, but I wasn’t courageous enough to go after you. You were though. You did- you came to me, years after the floating and those eyes…you were the same, only you were ready. You reached out your hand for me to take and I felt full, I was happy. You and me, there we were, once again, floating. You were there, the good man wasn’t- but it was only temporary. We all knew that.

You had to move on; you were always the smartest one of all. I asked you to come back, you were going to but I hesitated- you turned away and left for good.

I couldn’t bear losing you…we had shared so little time together, but you were so close to me, you accompanied me day and night, and I just couldn’t do without you.

I kept trying to believe you were a dream, an idea created by myself. It was so easy to, you were so beautiful, almost too beautiful; you beared the wisdom of an old soul and had the heart of a poet. I could never cheat myself; you were real, you were there, always there, even when you didn’t know it.

I admit I tried to have it all, not out of greed, but out of fear- I kept you, and I had him (the good man) by my side.

He pretended not to know and when that was no longer possible, he pretended not to care. But he was as transparent as his watery eyes and could not hide the fear and the pain I caused him by my ever longing of you.

Time passed, so quickly, we all had to grow up. I could no longer keep you. You slowly but determinedly let go of my hand. I could not keep you. How hard I tried! But you always knew what was best; you searched for happiness, so did I. We (you) decided to part.

How I’ve missed you! I built a life with him, the good man. I’ve lived a good-long-life. I wonder if you know that, I wonder if you have too. I know you asked me to let go, as you did. I tried, you must believe me. You were always so smart. I know you were right. You were right, for you, for me, and him. But listen- I couldn’t.

You’ve been there, at the birth of my children, at the death of my father. You’ve cried and laughed with me, I never let you go, I’m sorry, I couldn’t. And now, the good man’s gone. He never left my side, until he was taken from it by a higher force. He made me happy, he really did. How hard he tried.

And I miss him; I do (so much). My sadness for having lost him is only eased by the hope of us.

Am I crazy? I haven’t heard from you in over thirty years (you completely stopped writing after the birth of Eve, my second). There hasn’t been a single day I haven’t loved you. From beginning to end.

It is only now, as the sun sets on my life, that I finally find the strength I’ve long longed for. And so I write you this heartfelt letter, not as an apology nor as an excuse, but as a confession of life-lasting love. And the tears that stain it are not tears of regret; they’re tears of feeling, a wordless emotion, and a rose unfreezing.

It’s taken me a lifetime, my lifetime, to take this step and for the first time ever, my hope is irreparably extinct. I’ve learned from your sister, the one I never got to meet, that you are gone. You have been gone for a long, long time.

How could I have not known you were gone? How? You have lived only in my mind, my heart, and soul, for the last thirty years. I should’ve known you were only temporarily borrowed- you were too good, you didn’t belong down here.

My heart is broken. After a lifetime of not having enough of myself, I am left with nothing. I am alone. And empty.

I always tried to do the right thing- I’ve achieved it not. I couldn’t make him happy, how could I have? I didn’t make you happy either. I wasn’t happy myself.

Last night I went to bed with no regrets, only wishes. Today, regret is all I have. And tonight, I shall go to bed with one wish only: not to ever wake.

3
Feb
2009

Si es así, si aún estás

Hace días, semanas, que pienso en ti.
Me pregunto qué queres decirme,
desde dónde me buscas, me llamas,
o es que te llamo yo a ti?

Sólo sé que te extranno,
en los días en que caigo presa de la realidad,
allí cuando la cruda justicia de la vida se hace obvia,
allí me encuentro ansiando tu presencia.

Llenaste mi vida de luz...
tu llama encendió un fuego dentro de mí,
un fuego, tan fuerte, que ni aún la tormenta de tu partida
ni el viento de tu ausencia, han podido alterar.

Pero cuánto te extranno, cuánto te necesito, cuánto te necesitamos todos!
Tanto ha cambiado dsde que te fuiste, nos dejaste, me dejaste.
Necesito tanto de ti. Seguramente tú sabrías cómo he de enfrentar los cambios con entereza y humildad.
Seguramente tú caminarías a mi lado, sosteniendo mi mano, hacia la aceptación del inevitable destino.

Talvez esa sea la razón.
Talvez es por eso que tanto te recuerdo estos días...
quizás estando en donde estás, lejos o cerca, oíste mi llamado, acudiste a mi ayuda,
como siempre, sin fallar.

Si es así...muchas gracias!
Me llenas de fuerza y alegría
al pensar que si es así, si es así,
aún estás. ESTÁS.

Y si aún estás, si aún estás, y existis...
si es así...soy invencible.

5
Jan
2009

2009

"It was the best of times, it was the worst of times; it was the age of wisdom, it was the age of foolishness; it was the epoch of belief, it was the epoch of incredulity; it was the season of Light, it was the season of Darkness; it was the spring of hope, it was the winter of despair; we had everything before us, we had nothing before us; we were all going directly to Heaven, we were all going the other way." -Charles Dickens
I had a night of inspiration about a week ago- it was wonderfully refreshing and enlightening. So much had been inside my mind and my heart for a long time and yet I felt I discovered it all right there under a starry night; it became clear, as I gave it a chance to and dared to put it into words, probably all thanks to the fact that there was someone who would never judge me attentively listening. Anyways...I'm happy. I love New Years Eve, it always gives me the feeling of the highly potential opportunity for greatness. This year is going to be great! It already is...

As the world and therefore ourselves face amazing challenges everyday, it becomes increasingly important that we remember the power we hold inside ourselves, the power to make whatever we choose to do from any and every situation and also- that we become aware of the fundamental role we play in the perfection of life, being crucial that we play our part in building the world we all deserve.

Sometimes we feel like our own life means little in the immensity of the universe and the infinity of existence...that's a mistake. It means everything: a single life holds all the power necessary to change everything. We need to acknowledge that and realize that if we don't like things in our own life or are saddened by the way things are going in the world that the power to change it is our own. Of course it is easier to agree with the fact that we hold the power to direct our own life's destiny than the fact that we are somehow related to everything that happens outside our home, whether around the corner or the Middle East. But it is a fact! I myself have been always somewhat frustrated with the fact that there's so little I can do to ease all the world's sufferings, and what I've come to realize has brought me peace and comfort, while inviting me to find more direct ways to do more. My point here is that I can see now how my every moment's behaviour with every person and creature that I come across with has a fundamental effect on the universe and that by acting on love I am participating in a positive way, promoting change and helping all of us remember that things can be completely different once we choose to live with love in mind and heart.

Living in the 21st century, with all that science and technology has accomplished, can sometimes be distracting. It is very easy to forget what is most important (love). It's easy to forget to take the time to think, to feel, to listen...we forget the power we each hold in our own smallness and we tend to think the solution is elsewhere, anywhere, but inside ourselves.

May 2009 be a time to remember and embrace. Empower love. The answer is inside ourselves!

Happy New Year!!!

23
Dec
2008

Tita, ¿dónde estás?

¿Dónde estás?

¿En dónde estás?

Busco la luz de tu mirada
en las tinieblas que han invadido,
que se han instalado,
que habitan,
tus ahora marchitos ojos.

El tiempo pasa
y tú te vas acomodando en otro lugar,
un lugar de sombras, inaccesible,
desconocido, cerrado.

Tú,
cada vez más lejos de mí,
de nosotros,
de este mundo.

Yo,
sin poder comprender,
menos aún aceptar,
el que no estés, estando.

La misma pregunta
resuena en mi cabeza:
"¿Cómo estás aquí...
si ya te has ido tan lejos?"

2
Dec
2008

Sobre la belleza y su desnaturalización

Hay una canción de Alexander Acha que me encanta, se llama "Te amo". Ésta, al inicio dice:

"amo toda tu figura; modelo de lo increíble; belleza y virtud en una..."

y cada vez que la oigo pienso que a mí me parece que belleza y virtud son una misma cosa. Aunque en realidad, el concepto de "belleza" es todavía más relativo que el de "virtud", y generalmente, mucho más parcializado y materializado.

Me puse a pensar en lo que es la "belleza". Por lo general, la reacción inmediata es relacionar la belleza con lo físico, lo material. Y con la mujer, principalmente.

Hoy por hoy, aún sobreviven algunos estándares locales y culturales acerca de lo considerado "bello", pero la globalización está conquistando rápidamente al mundo entero, y es probable que pronto se pueda hablar de un concepto "universal" de la belleza, es decir, de la belleza física, y principalmente, de la belleza física femenina.

Para mí la belleza está en todo: se trata de un concepto no sólo relativo sino también super abstracto. Abarca todas las dimensiones conocidas: lo físico, material; lo espiritual, emocional; lo humano, lo animal, lo vegetal; lo perceptible, lo imperceptible; lo visible, lo invisible; lo conocido, lo desconocido...todo.

Yo, personalmente, no encuentro una contradicción bipolar entre lo bello y lo feo, sobre todo porque ambos conceptos son (insuperablemente) relativos. Además, hace algún tiempo que la persona más bella que conozco me enseñó a eliminar la palabra "feo/a" de mi vocabulario personal, sobre todo cuando me refería a personas. Y tenía mucha razón...definitivamente.

Envuelta por esta reflexión interior, entré a youtube e introduje la palabra "belleza"; los vídeos que salieron me sorprendieron mucho- principalmente por tratarse, en gran parte, de vídeos de concientización acerca del peligro de la palabra "belleza", refiriéndose a la versión globalizada y universalizada de la palabra, especialmente (pero no únicamente) por medio de las revistas de moda y a través Hollywood.

Me puse a pensar entonces en lo mucho que se ha transformado el concepto de la belleza a través de la historia, variando -obviamente- en cada contexto histórico y ubicación geográfica; entonces, me di cuenta de cuántos factores afectaron en cada momento al concepto: religión, cultura, clima, época, moda, necesidad, geografía, ideología, política, arte, música, cine...y la lista continúa.

Resulta así que el concepto de lo que es "bello" no es sólo relativo, sino también extremadamente versátil. Peligrosamente versátil incluso.

De cualquier manera, las cosas son diferentes en este siglo XXI. Con la globalización de la tecnología y comunicación se están rompiendo todo tipo de esquemas, y me atrevería a decir que el mundo se encuentra bajo un fenómeno que lo cambiará por siempre (y no me refiero al cambio climático): la homogenización.

Todo cambio tiene ventajas y desventajas- hay que explotar las primeras y cuidarse de las segundas. Es necesario mantener bajo control esta "homogenización" de la que somos sujetos, sobre todo cuando se trata de aspectos que afectan nuestras vidas personales e interpersonales tan directamente como el concepto de la "belleza"- y puede sonar estúpido darle tanta importancia a una cualidad tan abstracta y tan absolutamente subjetiva como la belleza, pero no lo es.

Los seres humanos somos más vulnerables de lo que quisiéramos ser, o aceptar. Lo que los demás piensen de nosotros nos importa, en diferente medida, pero de manera segura e inevitable. Muchas veces inconscientemente estamos intentando complacer a nuestra comunidad, a nuestra sociedad, y constantemente estamos comparándonos con lo que -en ese momento- es considerado "bello", el "modelo ideal". Para visualizar esta idea encontré varios vídeos, entre ellos:



La campaña de Dove por la "verdadera belleza" es sólo un ejemplo de cómo está afectando a la gente, especialmente a las mujeres, la creada "imagen universal" de lo que es la belleza, la imagen sobre la cual todos somos juzgados como bellos o feos. La existencia de este tipo de campañas así como la gran cantidad de vídeos que se encuentran en la web acerca del "efecto photoshop" (de cómo la belleza idealizada que vemos en las revistas no es real y es por tanto imposible intentar alcanzarla), así como los millones de vídeos de apoyo y concientización disponibles online acerca de desórdenes alimenticios como la anorexia y la bulimia, cada vez más comunes, todo esto- significa que la deformación y la estandarización del concepto de la belleza, que es naturalmente libre, abstracto, subjetivo y relativo, tiene graves consecuencias sobre la gente, sobre nosotros.

Christina Aguilera escribió "I'm beautiful" hace unos años, y creo que con su video captó muy bien lo que ha sucedido con el concepto de lo bello, y el problema que generalizarlo y estandarizarlo representa, pues lo malo de crear estándares es que siempre se excluye, y eso es incorrecto cuando no existe una base justa para hacerlo. Repito: la belleza es abstracta y subjetiva, no existen normas o requisitos aceptables. De ninguna forma.

Creo que no soy la única que piensa que crear estas normas sobre el concepto de la belleza, y peor aún, intentar hacerlas generales, está muy mal. Existen esfuerzos e iniciativas que abarcan desde lo musical, hasta lo didáctico, lo literario, lo práctico...desde el entretenimiento de Disney y Pixar, con "Shrek", hasta el mismo Hollywood, con "Penelope" por ejemplo; desde la industria musical, con incontables ejemplos; asimismo, la campaña de "Dove" muestra el interés de productos comerciales en romper las normas creadas y permitir que la belleza vuelva a su estado natural.

El mensaje central de esta elaborada y posiblemente no correctamente transmitida reflexión personal es: la belleza está en todo lo que existe, incluyéndome a mí y así a cada persona. La belleza no debe de verse como un reto a alcanzar; lo que debe verse como una meta es el potencializar y explotar al máximo la belleza que ya traemos con simplemente existir. Y yo me refiero a la belleza que es sinónimo de virtud (porque creo que esa es la que verdaderamente importa).

Buenas noches.

1
Dec
2008

YouTube Symphony Orchestra

The YouTube Symphony Orchestra is truly a fantastic idea:

"Traditionally, auditioning for an orchestra means appearing alone onstage in a nerve-jangling performance before grizzled veteran musicians. In the Google way, it means posting on the company’s video-sharing site, YouTube, for online judging by the professionals and then, ultimately, the YouTube universe."

-Daniel J. Wakin for New York Times (December 1st, 2008)

This special project proves not only that YouTube is evolving into a more serious video sharing website but, most importantly, that it is actually becoming a significant global tool for communicating and sharing relevant information and knowledge. Everything from political debates, authors@google, pledges and promoting of all sort of causes, films and documentaries...you can find there.

YouTube's content is quickly becoming of a better quality and substance, and I'm glad to see it being used for the amazing cause of music. This project, the YTSO (YouTube Symphony Orchestra), represents a wonderful opportunity for musicians all over the world, giving them a chance to make themselves noticed and the possibility of winning a spot in the YTSO Concert in Carnegie Hall in New York City in April. Being in this concert surely represents some high-quality networking and who knows what else- a career in the music business perhaps? Anyways, if I were a musician I'd say it's worth a shot.

Classical Music isn't as popular as it should be these days...I think it's enough to say that I know more about Britney Spears career than Tan Dun's. And I think I'm not being judgemental by saying the quality of both these styles and artist varies enormously...classical music needs to be revalued and appreciated- and I think this project is giving us all the chance to do so, making this gender of music more accessible and bringing it to a commonly visited website.

I invite all musicians to audition...this is a great opportunity!!! YTSO


P.S. There was an article about the YTSO in the New York Times today. To read it Click Here.
logo

yo no sé nada

Users Status

You are not logged in.

Recent Updates

Muchisimas gracias!
Hola animalamororum! Muchas gracias por tus comentarios...
rocio - 25. Feb, 11:28
Muchisimas gracias!
Hola animalamororum! Muchas gracias por tus comentarios...
rocio - 25. Feb, 11:28
Escritora
Que bien escribe. Yo leo bastante, pero rara vez termino...
animalamororum - 25. Jan, 01:02
RWT
Disculpe la pregunta, el texto inicial firmado RWT,...
animalamororum - 25. Jan, 00:54
Hoy 24 de Enero 2011
Hoy 24 de Enero 2011, vivi un dia en que concluyo esto...
animalamororum - 25. Jan, 00:50

Links

currently reading


Andres Oppenheimer
Cuentos chinos

About the books

Search

 

Status

Online for 3761 days
Last update: 25. Feb, 11:28

Credits

vi knallgrau GmbH

powered by Antville powered by Helma


xml version of this page

twoday.net AGB


Profil
Logout
Subscribe Weblog